lunes, diciembre 12, 2011

Parecido, Nelia Curone


Es  viejita, muy viejita. Me recuerda a mi abuela paterna, una italiana que vino a la Argentina cuando tenía 15 años para casarse con su novio piamontés como ella, que la había precedido. El la convirtió en su esposa al poco tiempo de su llegada. Muy pronto nació el primer hijo y luego muchos más, conformaron una familia grande, que le demandó mucho esfuerzo para lograr el bienestar de cada uno.
Me llama la atención que une a su aspecto de anciana su capacidad de adaptación a la modernidad. Me dio mucho gusto verla hablando por su celular, su cara se muestra fel´z y se me ocurre que está recibiendo una buena noticia; por lo menos a ella debió producirle agrado, dad la paz reflejada en su rostro y la dulzura de su mirada. Es que esta señora debe haber pasado de ser abuela. Por su aspecto es una bisabuela, y quien debía de llamarla sería su bisnieto, que le pedía que fuera a jugar con él tal como lo hizo ayer mi bisnieto Santiago, que me llamó y me dijo:
Noni ¿por qué no venís a jugar conmigo? Federico es tan chiquito que no me entiende y yo me aburro, vení por favor.


3 comentarios:

maria cristina dijo...

Nelia, qué conmovedor relato y el final una ternura.

Común dijo...

Hola!!
Que historia más tierna y rápida para leer y fácil, nada enrredada.......Cuanta cultura veo en tus blog, por aquí una simple campesina, un poco bruta, que le gusta viajar y sacar fotos, admiro a las personas que saben escribir, me esmero y me lo corrige el Ward, me han dicho que no confié mucho en él, porque se equivoca( no tanto como yo, jijiji)
Que tengas muchos proyectos para este año y un abrazo de oso.

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!